Mucha gente lo recordará aún. Existió un tiempo en el que las grandes marcas apostaban por grandes estrellas externas a su maquinaria para dar un toque de distinción a alguno de sus productos. Ocurría en muchos campos, pero para mí, el de la automoción era el más bello ejemplo. Saber que bajo el capó de un deportivo rugía toda la potencia de una marca de élite, y que en el lápiz de su trazo se dibujaban los sueños de grandes diseñadores era, como mínimo, majestuoso.

Aún hoy esto sigue ocurriendo en algunos sectores. Aunque me atrevería a decir que es una tendencia a la baja. Mes sorprendió por ejemplo comprobar en un viaje a Uruguay que el nombre del estudio de arquitectura lucía de manera protagonista en el portal de muchos de los edificios de su capital. A modo de reclamo publicitario. A modo de sello de garantía. Quién sabe. Posiblemente el último ejemplo de esta tendencia haya sido Jony Ive que, tras su salida de #Apple, deja sin firma visible los nuevos diseños de la marca de la manzana, la mayor empresa de la historia.

Las viviendas dispondrán de un suministro tecnológico capaz de actualizarse y personalizarse en función de sus usuarios, de su entorno y de los recursos disponibles

Pero no es de diseño de lo que quiero hablar. Donde quiero poner el foco es en el beneficio mutuo que algunas alianzas consiguen imprimir a un producto o a un servicio. Lo que quiero evidenciar es el beneficio que la externalización a terceros especializados puede suponer para el avance de un sector. Anquilosado en su propio conocimiento o incapaz de trascenderlo. Hablo de la imposibilidad de saber “todo de todo”, por más grandes que sean algunas compañías y más recursos que tengan. Es de eso de lo que quiero hablar, aunque en el trasfondo, siempre estén los conceptos “diseño” e “innovación”.

Recientemente #EduardoArcos, director de #Hipertextual, ha subido un video con interesantísimas opiniones sobre el futuro inmediato del sector automovilístico:

Les recomiendo lo vean íntegro. Pero si hay un mensaje necesario para contextualizar esta entrada, es la idea tan potente que lanza sobre la primacía de dos únicos suministradores de conducción autónoma para el sector automovilístico. Y la incapacidad del resto para desarrollar semejante tecnología. Las pruebas y argumentos que avalan esta teoría están por todas partes. Desde los múltiples fracasos de empresas que han empezado desde cero con cantidades escandalosas de dinero malgastado hasta el abandono de grandes marcas en sus proyectos parciales. Solo pueden quedar dos. Y es “curiosa” la naturaleza de los mismos: por un lado, un gigante genérico como #Google, y por otro, un gigante especializado como #Tesla. No hay más. ni siquiera Apple está ya en la carrera para ser “proveedor de servicios” en el sector automovilístico, y tiene acotada su aportación al control de accesos al coche y la conexión de los servicios multimedia del conductor con el vehículo (que no es poco).

¿Y qué tiene todo esto que ver con las casas?… ¡¡¡TODO!!!

Porque al igual que reza el titular del video, la tecnología lo va a cambiar todo en el sector inmobiliario. Lo está cambiando todo de hecho, aunque los grandes protagonistas aún no se han dado siquiera cuenta. 

A duras penas, siguen viendo el producto que venden a su cliente, la casa, como una especie de hombre-orquesta, al que sus propietarios le irán añadiendo más y más utensilios y complementos y cachivaches en función de sus necesidades, sin más orden ni asesoramiento que la esperanza en un futuro mejor…. hasta el infinito y más allá.

Y claro, este modelo tiene un techo muy, muy bajo. Y los días, contados. Porque la variedad del repertorio que una casa a día de hoy debe ofrecer es inmensa. Porque la complejidad de las partituras está muy por encima de la atención que los propietarios están dispuestos a prestarles. Y porque el ritmo, con la llegada de la movilidad eléctrica, la conexión permanente y la rentabilidad de las energías renovables, simplemente ha cambiado. Aunque nuestros proveedores de casas-orquesta no lo quieran siquiera escuchar.

La oportunidad no está en este cambio. El cambio es ya una realidad. Sí o sí. las viviendas dispondrán de un suministro tecnológico capaz de actualizarse y personalizarse en función de sus usuarios, de su entorno y de los recursos disponibles. Económicos, físicos y tecnológicos. Esta suma de servicios a través de un proveedor externo al proceso constructivo es ya irrevocable. En gran parte, porque el el sector inmobiliario no ha querido incorporarlo a su ADN empresarial. La verdadera pregunta para mi es otra:

¿Qué otra empresa competirá con el gigante tecnológico genérico que esté mejor capacitado para ofrecer este servicio en el hogar?

Que #Apple, y #Google, y #Amazon, y #Xiaomi luchan por ser la marca dominante en un sector doméstico del que solo conocen a sus usuarios y no su verdadera naturaleza, es una realidad fácilmente argumentable. Tanto como las debilidades de cada uno de sus planteamientos en lo que a vivienda se refiere. Ahora bien ¿qué empresas conocen hoy desarrollando una tecnología específica para el sector inmobiliario, desde dentro del sector inmobiliario y con vocación más allá del propio sector inmobiliario? (Descártense todas las dedicadas a mejorar las ventas, eso no es tecnología aplicada a la vivienda sino al negocio entorno a la vivienda) Recuerden que solo podrán quedar dos. Y en un futuro más cercano de lo que creen. Hace veinte años todo el mundo se reía de #ElonMusk en el ámbito automovilístico (sector mucho mejor auto-defendido que el sector de la construcción) Fíjense ahora.

Así que cuando vean en los muros de sus redes sociales, por poner un ejemplo: “Promoción Cisneo, tecnificada por Google” o “Promoción Sevilla Home Village, tecnificada por Apple” (no sé cual de los dos gigantes será el ganador) háganse simplemente una pregunta:

¿Cuál es la empresa líder en tecnología residencial que plantó cara a los grandes ?

O no, no será necesario. Para entonces, la empresa y la realidad se lo habrán puesto muy fácil para que la conozcan y la valoren de sobra.

Abrir chat
1
¿podemos ayudarte?
Truetalk chat
Hola ✌️¿En qué podemos ayudarte desde Truetalk?